Nunca la seguridad de la red ha tenido tanto protagonismo, ni se ha puesto tan en entre dicho. Grandes compañías que ven sus sistemas hackeados y ponen en peligro millones de datos, como los casos de Evernote en 2013 o Dropbox en 2014, publicación de datos secretos de los Estados con Wikileaks, o cuestiones tan mundanas y sensibles como el hecho de que las infidelidades de algunos salgan a la luz para desgracia de su seguridad matrimonial con el popularizado caso de Aslhey Madison; ten una aventura – te decían – nadie va a enterarse, hasta que lo hacen… porque siempre pillan a los demás, no a mí. Pero llega el día en que todo eso que decía de «ten cuidado con Internet» llama a tu puerta.

seguir leyendo